"CONTANDO HASTA CERO:
¡QUEREMOS QUE CADA NIÑO ESCUCHE LA PALABRA DE DIOS CADA SEMANA!"

Esa es una gran visión. No vemos ninguna razón por la que deba haber un solo niño que no escuche sobre el amor y el poder de Dios cada semana. para alcanzar esto trabajamos todos juntos. Los niños son preciosos y amados por Dios. Nos encontramos con ellos en el lugar en donde se encuentren e invertimos en sus vidas: como niños, merecedores y dignos de confianza. De esta manera podemos construir una base para la esperanza, el futuro y una vida responsable de ellos.

Valores fundamentales

 

SE AMAN UNOS A OTROS - El amor de Dios es nuestra motivación en todo lo que hacemos. La Biblia construye los cimientos de nuestra acción. Creemos que Dios ama a cada individuo y quiere que mostremos su amor ayudándonos unos a otros.

TRABAJAR JUNTOS - Estamos convencidos de que podemos lograr más juntos que solos. Por eso nuestra organización está estructurada horizontalmente y por eso fomentamos un espíritu de servicio a los demás entre nuestros líderes, internamente. Externamente, colaboramos con varias organizaciones e iglesias. Los Clubes de la Esperanza se llevan a cabo en estrecha colaboración con las comunidades locales. Sólo podemos hacer del mundo un lugar mejor cuando trabajamos juntos.

HACER UNA DIFERENCIA DURADERA - Permitimos a otros efectuar cambios en sus entornos. Todos nuestros programas están orientados a la continuidad. En lugar de hacer hincapié en grandes eventos singulares, nos centramos en la formación y la capacitación de los que ya están activos a nivel local. Los que están en el terreno dominan el idioma y la cultura y serán capaces de fomentar las conexiones con las familias alcanzadas a largo plazo.

En que creemos

Nuestra creencia en Jesús es el fundamento y la motivación de todo lo que hacemos. Más...

Fundadores y lideres:

Tabea y Christian Peters constituyen la junta ejecutiva de Hope for One. En 2012, iniciaron un programa para niños en el patio de recreo de un barrio desfavorecido de Berlín. Desde entonces, Hope for One ha llegado a más de 50.000 niños, ha formado a más de 2.000 profesores y ha construido al menos 200 clubs de esperanza con la ayuda de sus socios locales. Christian y Tabea han fundado varias empresas de éxito desde entonces. Entre los dos, han trabajado como ingenieros, gerentes sociales, trabajadores sociales y pastores en el pasado. Juntos viven en Berlín, Alemania, con sus dos hijos.

Jefe de equipo

Abbigail Rioux

Plan de estudios y formación

Mark Winkler

Jefe de equipo de Alemania

Crispine Kayombo

Coordinador de África Central

Daniel Amouzou

Coordinador de West Afrika

Redes y Socios